Real Union de Irún × en la web de aficionados del Real Union de Irún.
Real Union de Irún
La red social de aficionados del
Real Union de Irún

La incertidumbre durará hasta la última jornada

aritz4 Por aritz4

el 08-05-2012 a las 19:08

real union - gimnastica
real union - gimnastica

Estás en:bidasoaldia.com

La incertidumbre durará hasta la última jornada

El Real Unión cumplió con su cometido, ganar a la Gimnástica (1-0), pero el Palencia hizo lo propio frente al Athletic B en el descuento y la salvación todavía no está asegurada


La incertidumbre durará hasta la última jornada

Fotografía: F. Lozano, www.realunionclub.com

Tarde de nervios, muy propia de las últimas jornadas de liga, la que se vivió ayer en el Stadium Gal. Frente a frente dos equipos que se jugaban el asegurarse permanecer una temporada más en la Segunda B, no porque tuvieran la posibilidad de descender a Tercera de manera directa (después de ayer esas cuatro posiciones ya están definidas), sino porque podían dejar a un lado el puesto que te obliga a jugar una eliminatoria a cara o cruz con el descenso como castigo.

La Gimnástica de Torrelavega partía en este penúltimo partido de competición con un punto de ventaja sobre el Real Unión y Sanse, y dos sobre el Palencia, que era quien ocupaba hasta ayer esa preocupante plaza. Cántabros e irundarras se medían en el césped fronterizo, pero había que estar atentos a lo que ocurría en otros campos, porque según qué resultados se produjesen podían haber muchos conjuntos implicados en el jaleo.

El que se jugó a orillas del Bidasoa no fue un encuentro bonito, más bien malo, pero disputado con el corazón. Los unionistas hicieron lo que tenían que hacer, ganar, y tal y como se iban sucediendo los acontecimientos en Palencia, en el noventa iban 0-0, los txuribeltz ya aseguraban su permanencia de manera matemática. Pero a los iruneses les tenía que suceder lo que les viene sucediendo toda la temporada, sufrimiento hasta el final. En el minuto 92 el Palencia anotaba el tanto que le daba la victoria, y con ello relegaba a la Gimnástica a la posición de promoción, y al Unión a tener que esperar al último compromiso del curso para ver si definitivamente se salva.

Ahora, a falta de que cada equipo se juegue los últimos tres puntos de la temporada, hay hasta seis escuadras que pueden terminar en la posición de play off de descenso. La cosa está así: Real Unión, Sanse y Osasuna B tienen 47 puntos, Zamora y Palencia 46, y Gimnástica de Torrelavega está donde no quiere estar nadie con 45. Esto qué significa, pues que todos dependen de sí mismos. Al haber un enfrentamiento directo entre dos de estos conjuntos, cada equipo si gana está salvado, porque significará que en el choque donde se verán las caras dos de los implicados en este asunto, al menos uno haya perdido. Y precisamente ése duelo crucial es el que jugará el Real Unión, lo hará en Tajonar ante el Osasuna Promesas. Por ello decimos que en esta temporada si consiguen algo los unionistas es porque lo han logrado ellos mismos, nadie les ha regalado ni les va a regalar nada.

Volviendo a lo que se pudo ver ayer por la tarde sobre el verde de Gal, habría que comentar que los de Roberto Olabe vencieron, pero no lo hicieron porque fueron mejores que su rival, sino porque se encontraron con la fortuna que en otros envites este año les ha sido esquiva. Fue a falta de ocho minutos para la conclusión, cuando en un balón colgado al área, la zaga de los de Torrelavega no acertó a despejar en condiciones y tras varios rebotes, el esférico quedó a los pies de Angulo, que desde dentro del área y delante del portero, envió el balón a la red.

Esa fue la jugada decisiva de la contienda, pero antes de eso, los locales no demostraron ser muy superiores a sus adversarios. En la primera parte no se puede decir que hubiera un conjunto superior al otro. Fueron unos cuarenta y cinco minutos en los que se jugó más por arriba que por abajo, y ahí los visitantes eran superiores, ya que físicamente la Gimnástica tiene más argumentos que el Real Unión. Aun así, la primera gran ocasión del partido la tuvieron los blanquinegros a los quince minutos. Alegre cogió el balón en su campo y se giró entre dos rivales para iniciar una cabalgada colosal que le llevaría hasta casi la línea de fondo del otro área. Allí centró estupendamente a Sellarés, que sólo desde el área pequeña remató de cabeza a bocajarro. Su envío fue a donde estaba el guardameta blanquiazul y éste la detuvo. Tampoco Chuchi en el rechace pudo hacer nada, el lanzamiento se fue fuera.

La incertidumbre durará hasta la última jornada

Fotografía: F. Lozano, www.realunionclub.com

El Unión en esa jugada avisó de sus intenciones, pero la Gimnástica no se vio intimidada, y seis minutos después sería ella quien gozaría de una ocasión buenísima para hacer gol. Un centre al segundo palo desde la izquierda dejó a Javi, que entraba hasta dentro, justo delante de Otermin, el meta zarautztarra tapó bien todo los huecos y el extremo torrelaveguense no tuvo más remedio que rematar sin que botara al tronco del portero. Tanto una como otra fueron las mejores ocasiones que tuvieron ambos conjuntos antes de irse a vestuarios. Sí que hubieron lanzamientos lejanos por ambos lados, sobre todo por parte de Alegre en el bando irundarra, pero nada como para que se pudiera desnivelar la balanza a favor de nadie.

Los visitantes mejor

En la reanudación fueron los cántabros quienes salieron mejor plantados sobre el terreno de juego. Se les veía más consistentes que a los bidasotarras, y poco a poco el balón pasaba más tiempo en territorio unionista que en el otro. Con todo, Ekhi fue quien tuvo la primera de la segunda parte. Fue a la salida de un córner, en un remate de cabeza cruzado que se perdió fuera por poco. Diez minutos después, en el sesenta y cinco, y tras varios despejes malos de la zaga del Unión, otra vez Javi fue quien la empaló sin botar en el área, la pelota se marchó alta por bien poco.

Dani Cobo en una falta esquinada que la sacó muy cerrada y a punto estuvo de sorprender a Otermin, y Víctor Sánchez poco después en una bolea sorpresiva tras un envío bombeado estuvieron cerca de adelantar a los de José Gómez. Pero lo cierto es que no lo consiguieron, y finalmente se arrepintieron de ello. En el setenta y seis un centro chut de Yuri cambió la dinámica del duelo, y aunque no sirvió para nada porque nadie llegó a rematar ese envío, por lo menos valío para que los de Roberto Olabe se volvieran a asomar por el área rival.

Gol providencial

Seis minutos más tarde, y cuando sólo quedaban ocho para el noventa, el Real Unión se encontró con un tanto que le vino como agua de mayo. En un balón a la olla que vino caído del cielo, la defensa de la Gimnástica, inmaculada toda la tarde, no acertó a despejarlo bien, y tras varios rechaces que pegaron en diferentes jugadores, el cuero se le quedó a Angulo, que pasaba por allí, a placer dentro del área. El vizcaíno sólo tuvo que dar dos pasos y disparar a Iván Crespo que se había quedado vendido. El balón traspasó las mallas para gozo y disfrute del respetable.

Todavía quedaban ocho minutos y el descuento, pero lo más difícil ya se había hecho. Aun así, la Gimnástica tuvo hasta tres opciones de empatar la contienda, dos de ellas en el tiempo añadido. Pero ni Camus con su tiro a la izquierda de Otermin desde dentro del área; ni Nando tras su fantástica jugada que le dejó mano a mano con el arquero txuribeltz; ni tampoco José Luis después de realizar una tremenda internada que finalizó con otra gran parada del meta, pudieron anotar para llevarse al menos un punto que les hubiera dado la vida, ya que hubiera dejado a los de Irun en el lugar donde ellos están ahora. Es decir, en el puesto que castiga jugando una eliminatoria con otro Segunda B a vida o muerte donde sólo puede quedar uno. Por ahora Irun lo celebra, veremos si el fin de semana que viene la ciudad fronteriza hace lo mismo.

 

Ficha técnica:

Real Unión – 1: Otermin; Bolaños (Gorka Brit, 80′), Ekhi, Beobide, Yuri; Barranco, Chuchi (Mario, 66′); Alegre, Eneko Romo, Seguro (Angulo, 59′); Sellarés.

Gimnástica de Torrelavega – 0: Iván Crespo; Borja Camus, Mario, Alberto, Nando; Cusidor, Siro; Víctor Sánchez (Aarón, 80′), Dani Cobo (José Luis, 74′), Javi (Cristian, 85′); Negredo.

Gol: 1-0, m.82: Angulo.

Árbitro: Dirigió el partido el colegiado aragonés Vallejo Aznar, asistido en las bandas por Hernández Mateo y Frías Acedo. Amonestó a los locales Bolaños y Romo, y a los visitantes Alberto, Mario, Nando, Víctor Sánchez y Siro.

Incidencias: Partido correspondiente a la trigésimo séptima jornada de liga del grupo segundo de la Segunda División B, disputado en el Stadium Gal de Irun ante alrededor de 4.000 espectadores. El campo de fútbol irundarra registró la mejor entrada de la temporada en el último partido del Real Unión en este curso como local.

 

Tu comunidad,
en tu móvil
2 VOTOS

Gracias por colaborar con nosotros. En breve comprobaremos la noticia que has denunciado y actuaremos consecuentemente.

Comentarios

¿Quieres participar en esta sección?

Si ya eres miembro, entra / loguéate.

Si aún no estás registrado en realunion.incondicionales.com: